leggende metropolitane

Materie:Appunti
Categoria:Spagnolo
Download:55
Data:08.08.2005
Numero di pagine:6
Formato di file:.doc (Microsoft Word)
Download   Anteprima
leggende-metropolitane_1.zip (Dimensione: 74.89 Kb)
trucheck.it_leggende-metropolitane.doc     115.5 Kb
readme.txt     59 Bytes



Testo

INCLUDEPICTURE "http://www.raicespaisas.org/images/RPLOGO.jpg" \* MERGEFORMATINET
HYPERLINK "http://www.raicespaisas.org" www.raicespaisas.org
HYPERLINK "http://www.geocities.com/raicespaisas" HTMLCONTROL FPDTC.LINKBAR.1
Mitos y Leyendas Paisas

La Patasola
Propia de toda la regiуn antioqueсa y el Tolima grande.
Cuentan que la Patasola es el espнritu de una mujer infiel que tenнa amores con el patrуn de su esposo; cuando el esposo descubriу el engaсo matу al patrуn con un machete y a ella le cortу una pierna, ella corriу con su ъnica pierna hasta que se desangrу y muriу. Tambien cuentan que era una mujer que perdiу una pierna por estar cortando leсa un Viernes Santo, cuando supuestamente nadie debe trabajar ni hacer nada, y quedу condenada a errar por el mundo, y se oyen sus gritos de dolor en la noche, con la particularidad de que cuando se oye lejos estб cerca y cuando se oye cerca esta lejos.
Es una figura femenina con una sola pata en forma de tronco de бrbol que termina en una pezuсa o una garra de oso, con la que avanza con rapidez. Tiene un solo seno en el pecho y brazos muy largos con manos como garras. Su aspecto es aterrador : cabellera enmaraсada, grandes ojos de tigresa, boca grande, colmillos enormes.
Habita en los montes y se la ha visto cantando trepada en un бrbol esperando la salida de la luna . Es defensora de los animales salvajes y de los montes. Se cree dueсa y seсora de la selva rodeada de fieras y bichos malйficos. Persigue a los cazadores, a los mineros y a los aserradores y odia los sembrados, los machetes y los perros.
Se presenta a veces como una mujer bellнsima y seductora que llama a los hombres y los atrae para enamorarlos, pero a medida que avanza hacнa la oscuridad del bosque se va transformando en un mostruo con ojos de fuego, boca inmensa con dientes de felino, y una cabellera de medusa despeinada que cae sobre el rostro para ocultar su fealdad y los devora hasta dejar los huesos pelados y regados por todas partes; los que consiguen escapar regresan trastornados.
En otras ocasiones, oyen los lamentos de una mujer extraviada; la gritan para auxiliarla, pero los quejidos van tornбndose mбs lastimeros a medida que avanza hacia la vнctima y, cuando ya estб muy cerca, se convierte en una fiera que se lanza sobre la persona, le chupa la sangre, y termina triturбndola con sus agudos colmillos.
Despista a los cazadores y a los perros, borrando las huellas de las piezas de caza y deja en su lugar la huella de su pezuсa o imitando la del animal perseguido en sentido contrario hacia donde escapan los animales , lo cual harб extraviarse en el bosque a los cazadores, con el fin de acercarse a velocidades increibles para poder atacarlos, o para atormentarlos por las noches con caricias torpes hasta debilitarlos.
Tambien persigue a los a los mineros que tengan muchas herramientas, porque odia el hacha, la peinilla o el machete y castiga a los agricultores mandбndoles vendavales para destrozar sus plantнos, y mбs si son de maнz.
Ocasionalmente tambiйn se aparece a los niсos como una mariposa que los sonsaca hasta el bosque para chuparles la sangre.
Dice la Leyenda que cuando ella mata a alguien, se sienta contenta a cantar:

Yo soy mбs que la sirena;
En el monte vivo sola;
Y nadie se me resiste
Porque soy la Patasola.

En el camino, en la casa,
En el monte y en el rнo,
En el aire en las nubes,
Todo lo que existe es mнo.
INCLUDEPICTURE "http://www.raicespaisas.org/images/Patasola.jpg" \* MERGEFORMATINET
Pintura elaborada por el maestro Arturo Ignacio Florez B

El ъnico modo de aullentarla es estar siempre acompaсado de animales domйsticos, principalmente perros, o recurriendo a la candela o a un hacha.
El gran novelista colombiano Tomбs Carrasquilla Naranjo describe asн a el Patasola (al que, discrepando con la mayor parte de las tradiciones, da gйnero masculino) en su novela La marquesa de Yolombу: Aquн habita El Patasola, que, disparбndose del monte, en tres zancadas, desgaja los frutales, rompe cercos, hunde techos y cuanto topa, con su ъnica pezuсa, hendida como la de un marrano babilуnico. No se conoce contra que le valga.
Las Patasolas nacieron a la mitologнa popular nuestra cuando se iniciaron los trabajos de descuajamiento de las selvas tropicales, empresa heroica en que la derriba de los бrboles constituye una verdadera lucha entre el hombre y la selva. La Selva aquн se personifica en un genio tutelar de sus dominios y es la enemiga del hombre en forma de un endriago de cabellera enmaraсada (ramajes) y de una sola pata (tronco del бrbol) que le da su nombre de “patasola”. Todos los percances consiguientes a la labor de los hacheros y aun de los mineros que trabajan en las montaсas (rнos selvбticos en donde se hallan las minas de oro de aluviуn) se atribuyen a la agresiуn de las Patasolas. La motivaciуn de este mito como presencia femenina se debe a las circunstancias vitales de la Selva, en cuyos trabajos el hombre estб solo, ya que la mujer poco participa en tan ruda y peligrosa faena, y por ello la imaginaciуn crea naturalmente la presencia del sexo complementario en estas deidades femeninas. La violenta labor del hachero termina con la caнda del бrbol que aquн simboliza a la Selva como hembra dominada y vencida pero, a veces, trбgicamente vencedora. Cuando hacheros o mineros se pierden en la selva, es corriente el dicho: “Se lo llevу la Patasola”.
Jaramillo, Agustнn Londoсo (1988): El testamento del Paisa, Medellнn: Susaeta Ediciones.
Ocampo Lуpez, Javier (1996): Leyendas populares colombianas, Bogotб: Plaza y Janйs.
Carrasquilla, Tomбs (1974): La marquesa de Yolombу, ed. crнtica de Kurt L. Levy, Bogotб: Instituto Caro y Cuervo, Biblioteca Colombiana X

El Mohan, Mojan o Muan
INCLUDEPICTURE "http://www.raicespaisas.org/images/Mohan.jpg" \* MERGEFORMATINET
Es el mito mбs generalizado en Colombia y estб enraizado en costumbres indнgenas. Se dice que era un hechicero que tuvo una visiуn anticipada de la llegada de los espaсoles y de los terrores de la conquista, por lo cual se refugiу en el monte y se convirtiу en el dios de los rнos. Su nombre corresponde a la voz muisca “mojas”, con que los Chibchas denominaban a sus sacerdotes o hechiceros. Para algunos es una divinidad acuбtica; para otros es un espнritu malйfico que causa muchos daсos imperdonables.
Su descripciуn es la de un indio viejo de tamaсo gigantesco, aspecto demonнaco y parecido a una fiera. Personaje vegetal, musgoso, su cuerpo esta cubierto con una larga cabellera desgreсada, con uсas muy largas y afiladas. Parece tener cara de leуn a causa de la abundante melena, con tez quemada, sus ojos son desorbitados y chispeantes como brasas encendidas, su boca muy grande y con dientes de oro.
Espнritu tutelar de las aguas; vive en los pozos oscuros de los rнos y quebradas tropicales Tiene un silbido profundo que es escuchado en todo el monte. Ha sido visto fumando tabaco, arreglando atarrayas, cantando y tocando tiple. Bogas, pescadores y lavanderas lo vieron infinidad de veces en la playa del rio, pescando, cocinando, peinбndose; o bajar en una balsa bien parado, por "la madre del rнo" tocando guitarra o flauta. En noches de tempestad lo han visto pescando y riendo a carcajadas.
Es travieso, medio sбtiro, andariego, aventurero, mъsico, libertino, juguetуn y con las muchachas es enamoradizo, bastante sociable, muy obsequioso y serenatero. Pero tambien puede ser traicionero y receloso, perseguidor de muchachas, hipnotizador, embaucador y feroz.
Como vive en los rнos, le gusta asomarse a ver baсar las muchachas bellas y a las lavanderas, para llevarselas para el monte.
Los pescadores se quejan de hacerles zozobrar sus embarcaciones, de raptarles los mejores bogas, ahuyentarles los peces, robarles las carnadas y los anzuelos; dicen que les enreda las redes de pescar, llegando a veces a ahogarlos, sobre todo a orillas del rнo Magdalena; es pues, el responsable de la muerte de los que perecen ahogados en los rнos selvбticos.
Es ademбs antropуfago, se roba los niсos y despuйs de chuparles la sangre se los come asados.
Dicen tambien que se le ve siempre como un espнritu justiciero que castiga las transgresiones de las normas religiosas: castiga a los hombres que no oyen misa y trabajan en dнa de precepto, llevбndoselos a las insondables cavernas que posee en el fondo de los grandes rнos.
Siempre que lo veнan, su fantasmal apariciуn era indicio de males mayores como inundaciones, terremotos, pestes, etc
Para ahuyentar al Mohбn, los pescadores utilizan plomadas de cobre en sus redes y atarrayas, ademбs de navegar corriente arriba; y como es un gran fumador, para calmarlo le dejan tabaco en las rocas cerca a los rнos.

Nace probablemente de la imaginaciуn sugerida por la oscuridad de ciertos parajes de los rнos en donde la vegetaciуn parece afectar figuras de hombres o fantasmas.

Jaramillo, Agustнn Londoсo (1988): El testamento del Paisa, Medellнn: Susaeta Ediciones
Otras fuentes, en internet.
HTMLCONTROL FPDTC.LINKBAR.1

HYPERLINK "http://www.raicespaisas.org" www.raicespaisas.org
Informaciуn de contacto: HYPERLINK "mailto:[email protected]" [email protected]
INCLUDEPICTURE "http://visit.geocities.com/visit.gif?&r=http%3A//www.raicespaisas.org/generalidades.htm&b=Microsoft%20Internet%20Explorer%204.0%20%28compatible%3B%20MSIE%206.0%3B%20Windows%20NT%205.1%29&s=1024x768&o=Win32&c=16&j=true&v=1.2" \* MERGEFORMATINET INCLUDEPICTURE "http://visit.webhosting.yahoo.com/visit.gif?us1108903792" \* MERGEFORMATINET INCLUDEPICTURE "http://geo.yahoo.com/serv?s=76001404&t=1108903792" \* MERGEFORMATINET

Esempio



  



Come usare